CONVOCATORIA:  DIMENSIONES DE LA PRECARIZACIÓN.


"Tomando en cuenta un horizonte temporal, se podría pensar que las condiciones laborales del par de siglos que anteceden al nuestro, resultaban quizá más favorables para la posibilidad o el espaciamiento de una acción capaz de descontinuar las jerarquías en las que se asienta toda relación de explotación. Y esto, en parte, porque antes de la puesta en curso de la lógica de la flexibilidad laboral, la mayor rigurosidad en la determinación del tiempo consagrado al trabajo y la renovación de las fuerzas que lo posibilitaban, hacía también que ellas fuesen susceptibles de ser desafiadas con actividades diferentes a las previamente programadas para todos aquellos que se veían consumidos por el mero trabajo físico.

El límite claro que separaba la vida de estos con la esfera del trabajo intelectual, en ese sentido, marcaba cada una de sus chances de subjetivación. Pero cuando ello era puesto en cuestión mediante herramientas que, en su propia configuración, se suponían inaccesibles para todos por igual –pensamiento, formación, aprendizaje, etc.-, este margen de separación se revelaba también como una pieza clave para estructurar un espacio de socialización completamente diferente, ambiguo o directamente opuesto al que regía el ordenamiento habitual de las cosas. Una condición inmediatamente aprehensible, a fin de cuentas, y que, por ese mismo motivo, podía ser directamente asaltada, redefinida o difuminada, al son del restablecimiento de fuerzas o intercambio de roles que podía gatillarse con cualquier nueva política emancipatoria o iniciativa de auto-organización".


Leer completo

 

 

 




ENTREVISTAS & ENSAYOS
  

 
        

Entrevista a Ernesto Laclau/

Iván Pinto y Alan Martin

Entrevista a Miguel Valderrama/

Felipe Larrea y Néstor Sepúlveda

Entrevista a Oscar Cabezas/

Escrituras aneconómicas

Yo creo que los lugares de los antagonismos han tendido a expandirse. Por ejemplo, el marxismo había sido una teoría acerca de la homogeneización creciente de la sociedad. La simplificación de la estructura social bajo el capitalismo era la tesis marxista básica. [...] Ahora, el proceso ha avanzado exactamente en la dirección opuesta. 

 

Un acontecimiento no forma parte de la historia si no es establecido como un hecho, es decir, si no es declarado bajo una descripción. Un hecho es un acontecimiento figurado según la gramática de una descripción —donde descripción debe entenderse en cada caso según las reglas de producción de un sistema de evidencias. 

La postsoberanía como concepto comparte la idea de que no ha habido transición y, quizá—ya que hemos mencionado a Gramsci—habría que entender por postsoberanía el concepto que da cuenta de un transformismo radical en la medida que la asimilación a la soberanía del capital y las prácticas materiales de existencia en relación a este es total o cuasi total

 



       
     

Entrevista a Idelber Avelar/

Néstor Sepúlveda, Claudio Ibarra, Manuel Fernández 


Chile Magistrae Vitae/

Nicolás López


A 40 años del 11/

Rodrigo Gonzalez

Yo no sería la persona más indicada para comentar la trayectoria de las ciencias sociales en Chile desde la transición, pero me parece que en un primer momento las ciencias sociales realizan una operación contigua a la transición misma, es decir, no se conforman como una teoría de la transición sino que son un dispositivo de ella

El sistema que erigía el gobierno militar con el incremento del terror en la población se fortalecía no solo con el juego psicológico del cumplimiento de un supuesto de hecho punible, sino que también sería ayudado por la destrucción de la memoria, la conciencia social, el conocimiento (entre otras, la limitación del acceso a las fuentes, la “universidad vigilada”, los currículos de educación), el terror y las otras respuestas a las preguntas contestadas por la dictadura con su verdad, una verdad simulada.


Patricio Marchant fue un pensador de la catástrofe del golpe, su radicalidad y lucidez frente a la catástrofe permitieron entender el golpe como un “golpe a la lengua”, “golpe a la historia”, esto es, un acontecimiento que no se limita a ser un paréntesis ni un período dentro de la historia republicana de Chile, sino que aparece como el “origen de la falta de origen” de Chile

 

Seguir leyendo»
Duelo y melancolía en postdictadura/
Luciano Allende 
El estatuto filosófico del poema: variaciones sobre el nombre/
Sergio Villalobos
De un tono revolucionario/
Aïcha Messina
Pensar el Chile de la actualidad, implica pensar en la cotidianidad de las demandas estudiantiles, en las marchas no autorizadas, en los zombies bailando como muertos vivientes por la Educación en plena Alameda en vez del hombre libre caminando…
La verdad del golpe, lo que su acaecer desoculta, es la ruina de la filosofía de la historia del capital (Conquista, colonización, emancipación, fundación republicana, pacificación, modernización, breves interrupciones, democratización, integración a la economía mundial), es “aquí” donde habría que leer el poema, como heteróclito acaecer que prolifera en un presente que no puede ser remitido a esa filosofía de la historia sin domesticarlo según la operación categorial de la crítica convencional.
Algo de hecho se produjo el 2011, un cierto “nosotros”: una toma de palabra que de pronto creó lo común. Un rumor (un ruido de fondo) que de pronto invitaba a la palabra. Pues para que haya un “nosotros”, un “nosotros” sin precedente, es preciso que las voces circulen...
 
Dictadura y apertura del campo político/

Gonzalo Díaz Letelier

Universidad y dictadura/
Raúl Rodriguez Freire
 

El campo de la política descansa sobre el oscuro y ensangrentado suelo de una guerra arcana: la política se abre siempre desde un previo conflicto a muerte, más o menos remoto. En Latinoamérica, el orden jurídico demócrata-liberal que normaliza las relaciones económicas, sociales y políticas surge de dictaduras, esto es, de la imposición de los vencedores de guerras civiles...

Tal simulacro es el que se viene acreditando y se seguirá acreditando, pues el empleo sin ningún reparo alguno de términos como calidad, excelencia, capital humano, emprendimiento e incluso equidad, pues hacia ella apuntaba la ley 20.129, profundizan la instalación de una universidad que ya no responde al desarrollo humano, sino única y exclusivamente al mercado.

 

 
 
 
 
                          APÉNDICE
 
 
Ficciones crueles y disidencia sexual/

Jorge Díaz

La indignidad del poder. Una genealogía del Ubú en Michel Foucault/

Edgardo Quezada

Traducción: Figuras de la violencia/

Idelber Avelar

La resistencia política ha sabido utilizar la estrategia de lo fragmentario de la representación de la sexualidad para articularse críticamente con respecto a la hegemonía que se materializa en la figura de lo ideológico y su concreta programaticidad.

¿Cómo puede ser que esos discursos que tendrán efectos concretos de poder y de verdad puedan dar risa?, ¿cómo lo Ubuesco del ejercicio del poder que podrá matar, condenar, que deliberará entre la libertad y el encierro, entre la sanidad y la enfermedad posea efectos de verdad y de poder?

Hubo una época en que era común pensar la violencia como un conjunto de hostilidades entre fuerzas simétricas y comparables. Hubo una época en que la filosofía occidental y disciplinas como la sociología, la antropología y la psicología creían poder agotar la explicación de la violencia a partir de factores naturales, biológicos, sociales o políticos.



 COLUMNAS 
 

Reparos a la representación de un paro/ 

Chico Jarpo 

Introducción al mar boliviano / 

Bilbao y la repetición compulsiva y trágica de la historia / 

Jorge Hernández 

Más escrituras»

 

 ARTÍCULOS ANTERIORES

 

 





Más artículos/

 

 ENLACES

Descontexto  

 

Laboratorio de desclasificación comparada

Murga.cl  

Revista Paralaje 

Mutatis Mutandis 

Alcances 

Alpha 

Asociación Chilena de Filosofía

Más enlaces»